¿Qué pacientes requieren de cuidados especiales en el dentista?

 

Existen algunos estados o enfermedades que, por su especial relevancia, deben ser tenidos en cuenta previamente a aplicar cualquier tratamiento, no solo los dentales.

Aunque por lo general los propios pacientes son conscientes de su situación, desde Clínica Dental Confianza en Pamplona vemos importante señalar algunos de estos casos:

  • Trastornos de la coagulación de la sangre: En ocasiones están perfectamente catalogados (hemofilia, tratamientos con anticoagulantes…). SI el paciente recuerda haber sufrido hemorragias sin justificación, o las heridas tardan en parar de sangrar, o salen moraduras o hematomas por golpes aparentemente simples, lo mejor es consultar con el médico de cabecera antes de extraer una pieza dentaria. En otras ocasiones, la simple toma de algunos medicamentos, fundamentalmente de la aspirina y derivados, así como de todos los antiinflamatorios o antirreumáticos, predisponen al sangrado. Si se ha tomado estos medicamentos para un dolor, lo mejor es esperar uno o dos días para extraer una pieza dentaria y consultarlo con el dentista.
  • Cardiopatías: es conveniente advertir al cardiólogo cuando se vaya a recibir tratamiento dental. Normalmente no existe ningún problema, salvo pacientes descompensados o infartos recientes.
  • Úlcera gastroduodenal: muchos de los analgésicos que se toman tras un procedimiento dental (precisamente los de efectos antiinflamatorios) pueden ocasionar un agravamiento de esta afección. Pregunta antes de tomar, o ten en casa alguno que sepas que te sienta bien.
  • Enfermedades infecciosas susceptibles de ser contagiadas: Desde el simple catarro, hasta la hepatitis, SIDA, u otras más raras como paludismo, tuberculosis… la posibilidad de que un paciente sufra una infección trasmitida por otro paciente es ínfima, por lo que en ese sentido no habría ningún problema en visitar al dentista.
  • Alérgicos a medicamentos: deben vigilar su prescripción.
  • Diabéticos: son pacientes que responden peor a las infecciones y sus tejidos cicatrizan más lentamente. Hay otras muchas situaciones que producen también retardo de cicatrización, como por ejemplo aquellos pacientes que llevan una vida insana, mal alimentados, drogadictos o fumadores empedernidos. En estos pacientes, la piorrea o periodontitis suele ser más resistente al tratamiento, y los implantes tienen un mayor índice de fracasos.
  • Embarazadas: por el uso de medicamentos o radiografías, y por la mayor predisposición a sufrir enfermedades de las encías, las mujeres embarazadas deben informar a su dentista de su estado.
  • Hipertiroidismo: si no está controlado, contraindica la administración de algún tipo de medicamentos.
  • Otras situacioneas similares: consúltalas siempre con t médico o dentista para mayor tranquilidad.