¿Cómo se forma la caries?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, entre el 60%-90% de los escolares y casi el 100% de los adultos tendrán caries alguna vez en su vida.

La caries dental es una de las patologías más frecuentes y uno de los principales motivos de visita a la clínica dental. Químicamente, el proceso se produce por el ataque de ácidos sobre la superficie dentaria. Estos ácidos son producidos por el contacto de los gérmenes presentes en la placa bacteriana de cada persona y los azúcares consumidos.

¿Qué agentes intervienen en la aparición de la caries?

En el proceso de creación de la caries intervienen, por lo tanto, vario factores:

    • La placa bacteriana: se forma por la descamación de la mucosa bucal y por la proliferación de gérmenes que, habitualmente, pueblan todas las cavidades del cuerpo humano en contacto con el exterior. Cuanto más larga es su permanencia adherida a los dientes, mayor capacidad destructiva tiene. Por ello, debe ser removida periódicamente mediante los mecanismos de higiene dental, no sólo de las superficies visibles, sino de los recovecos, fundamentalmente entre encía y diente y entre los dientes. Esta placa bacteriana, aun sin la presencia de azúcares, es capaz de provocar otra de las enfermedades bucodentales más comunes, la enfermedad periodontal o piorrea.

 

    • Los azúcares: solemos identificarlos con el azúcar común, las golosinas, los refrescos azucarados… pero incluso las harinas (repostería, pan) y féculas (patatas, arroz) son capaces de inducir levemente la caries. Es importante tener cuidado con alimentos industrialmente procesado que contengan una alta presencia de azúcares, como son la bollería, las salsas, las comidas rápidas… La naturaleza y concentración de los azúcares de los alimentos está directamente relacionado con su poder de producir caries.

 

  • Los ácidos: Se producen mediante un proceso químico‑biológico entre la molécula de azúcar y los gérmenes de la placa bacteriana. La agresividad de los mismos es muy variable, pero en íntimo contacto con la superficie del diente, roban iones (átomos, partículas) de calcio y fósforo del esmalte, produciendo la desmineralización, descalcificación (pérdida del mineral) y, por tanto, la caries.

 

La presencia de gérmenes, la cantidad de azúcares consumidos, la antigüedad de la placa bacteriana o la fortaleza del esmalte son factores que influyen (positiva o negativamente) en la formación de la caries. Hay personas que son mucho más propensas a desarrollarla que otras y que necesitarán de un control más continuado para evitar consecuencias graves en la salud de su boca.

En nuestra clínica dental en Pamplona somos expertos en el control y tratamiento de esta patología. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en consultarnos. Estaremos encantados de atenderte.