¿Qué tipos de prótesis fijas existen?

Las prótesis dentales fijas, como su propio nombre indica, se adhieren completamente a los dientes y no pueden ser retiradas por el paciente.

En la actualidad, existen varios tipos de prótesis fijas. Colocar una u otra dependerá de las necesidades específicas del paciente y del estado de sus dientes.

Fundas o coronas

La colocación de una corona artificial, también conocidas como fundas dentales, consiste en recubrir la corona natural del diente de forma completa. Se utiliza para modificar el color, forma o posición de una pieza dental, para proteger un diente en mal estado o cuando hay una ausencia de este (prótesis sobre dientes o prótesis sobre implantes)

Por lo general, las fundas se preparan sobre una estructura metálica que posteriormente se recubre del material del color del diente (habitualmente porcelana) cubriendo casi toda la parte visible de la corona natural. Las coronas también pueden elaborarse con porcelana, material que realza la luminosidad y belleza de la pieza.

Para la colocación de una funda es necesario bien sacrificar cierta cantidad del diente si este está íntegro o, en el caso contrario, reconstruir la pieza dental natural si está demasiado destruida mediante una obturación (empaste) o perno.

Puentes

Un puente dental fijo o prótesis parcial fija es una buena alternativa para aquellos pacientes que han perdido una a o varias piezas dentales.

Para la colación del puente, se utilizan varias coronas que se adhieren en distintos dientes para, posteriormente, soldarles una pieza postiza que llamamos póntico. Los puentes dentales le permiten al paciente masticar prácticamente igual que antes de perder la pieza, pero sobrecargan aquellas piezas dentales en las que se apoyan y acortan moderadamente su vida útil.

Hoy en día, gracias a los implantes, se realizan muchos menos puentes que antiguamente. Si un diente está intacto, y con el objetivo de evitar tener que tallarlo para recibir una funda, suele recomendarse al paciente que se coloque un implante dental en lugar de un puente.

 

Carillas

Las carillas dentales son una fina porción de cerámica, composite o zirconio que se adhiere al diente para modificar el contorno, el color, o restituir una porción perdida o desgastada. Se trata, junto con otros procedimientos como el blanqueamiento dental, de un tratamiento perteneciente a la cosmética o estética dental.

En la colocación de la carilla, el sacrificio o tallado de diente sano es mínimo o nulo. Suelen tener una duración de unos 10 años, pero si se caen pueden volver a adherirse o sustituirse por una funda completa, que soporta mejor las cargas que los recubrimientos parciales.

Las carillas dentales son cada vez más demandadas por aquellos pacientes que desean conseguir una “sonrisa perfecta”, ya que transforman completamente la apariencia de los dientes.

 

En nuestra clínica dental en Pamplona tenemos una larga experiencia en la colocación de prótesis dentales fijas y colaboramos con los mejores laboratorios protésicos con el fin de garantizar un resultado natural a nuestros pacientes. Si tienes cualquier pregunta o cuestión, no dudes en consultarnos.