TRASTORNOS DE LA ATM Y BRUXISMO

"Controla el hábito involuntario de rechinar los dientes"

La articulación temporomandibular es la articulación que permite los movimientos de la mandíbula, actuando como una especie de bisagra deslizante entre esta y el cráneo. Cuando se dan alteraciones que impiden su correcto funcionamiento, hablamos de trastornos de la ATM. Uno de los motivos principales de la aparición de esta patología suele ser el bruxismo, que por sí sólo o sumado a otros factores provoca molestias, dolores o problemas en la articulación y en otras zonas del cuerpo del paciente, como el oído, el cuello o la cabeza.
bruxismo

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es el hábito inconsciente de apretar la mandíbula y/o frotar los dientes, provocando una sobrecarga de todo el sistema.

El bruxismo puede llegar a causar dolores en la mandíbula, oído, dolor de cabeza, ansiedad, insomnio y problemas en la articulación temporomandibular.  También tiene relación con todo el sistema muscular del cuerpo, aumenta el tono muscular y la predisposición a contracturas, tensiones, dolores de columna… Por ello, si se sospecha que se padece esta patología, lo más recomendable es contactar con el dentista lo antes posible para reducir el problema.

No hay una pauta reglada de tratamiento, no es posible aplicar técnicas directas y resolutivas, como cuando hacemos un empaste.

Síntomas de los trastornos de la ATM

Los trastornos de la ATM presentan diversos síntomas y señales que muchas veces son complicados de detectar, ya que se pueden confundir con otras dolencias. No obstante, y aunque será el dentista el que realice un diagnóstico concreto, los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Molestias en los músculos de la mandíbula
  • Dolores de cabeza, oídos y presión en la zona de debajo de los ojos
  • Ruidos de chasquido al abrir o cerrar la boca
  • Movimiento limitado, bloqueos o rigidez en las mandíbulas
  • Dolor al bostezar, abrir mucho lo boca o masticar
  • “Desajuste” de las mandíbulas, que de repente no encajan correctamente

Síntomas de la alteración de ATM

Los trastornos de la ATM presentan diversos síntomas y señales que muchas veces son complicados de detectar, ya que se pueden confundir con otras dolencias. No obstante, y aunque será el dentista el que realice un diagnóstico concreto, los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Molestias en los músculos de la mandíbula
  • Dolores de cabeza, oídos y presión en la zona de debajo de los ojos
  • Ruidos de chasquido al abrir o cerrar la boca
  • Movimiento limitado o rigidez en las mandíbulas
  • Dolor al bostezar, abrir mucho lo boca o masticar
  • “Desajuste” de las mandíbulas, que de repente no encajan correctamente