ENDODONCIA

"El mejor tratamiento es la prevención"

La endodoncia es un procedimiento que se lleva a cabo para eliminar la pulpa del diente, es decir, la parte interior de la pieza dental, donde se encuentran las venas y los nervios. Es necesaria cuando la pulpa está dañada por lo general, debido a caries profundas.
diente-endodoncia

¿Por qué se realiza una endodoncia?

Cuando los nervios de un paciente están afectados por una caries o por una pulpitis irreversible, si no se realiza el tratamiento de endodoncia necesario se produce una infección, no solo del diente, sino también del maxilar. Si este foco infeccioso se extiende, puede tener graves consecuencias.

Afortunadamente, no siempre es necesario llevar a cabo una extracción del diente afectado. Limpiando los conductos y eliminando las bacterias, el diente y los tejidos adyacentes volverán a su estado natural.

¿En qué consiste el tratamiento?

El objetivo de una endodoncia es acabar con las bacterias presentes en los conductos afectados y evitar que vuelvan a infectarse.

Esto se realiza accediendo al sistema de conductos (pueden ser uno o varios) a través de la caries o de la corona y limpiando perfectamente todo su contenido. A continuación, se cierra, se obturan los conductos con un material biocompatible y, finalmente, se reconstruye la corona del diente.

Normalmente, este proceso restaura la pieza, elimina la infección y permite disfrutar de nuevo de una pieza dentaria que estaba condenada a su pérdida.