PERIODONCIA

"Un buen dentista tiene que ser un buen periodoncista"

La periodoncia es la especialidad de la Odontología que abarca la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan a las encías y al periodonto. Si no se tratan, las enfermedades periodontales pueden llegar a causar la pérdida de piezas dentales. El periodonto puede definirse como todos los tejidos alrededor del diente que le sirven de soporte y reciben las potentes fuerzas que realizan los dientes durante su función.
revision-encias

¿Qué enfermedades periodontales existen?

Dependiendo de lo avanzada que se encuentre la enfermedad, podemos distinguir distintos tipos:

Gingivitis

La gingivitis es la primera fase de la enfermedad de las encías y la más leve. Se produce cuando las bacterias que se han generado a partir de la acumulación de placa dental forman depósitos por debajo de la línea visible de la encía. Es una afectación superficial y perfectamente reversible.

Periodontitis

Cuando la gingivitis avanza puede llegar a convertirse en periodontitis, al extenderse la infección de la encía a los tejidos que rodean y soportan al diente. Existe afectación del hueso de alrededor y normalmente el paciente cuenta algunos síntomas que nos hacen sospechar esta afectación, que confirmamos a través de radiografías de calidad.

Periodontitis severa

Si no se trata correctamente y continúa avanzando, la infección provoca destrucción importante de los tejidos de sostén, con pérdidas manifiestas de encía y hueso. En su grado final, provoca movilidad y pérdida de los dientes.

En ocasiones, se produce una grave pérdida de hueso que obliga a realizar técnicas de regeneración del hueso.

¿Cuáles son los síntomas de una enfermedad periodontal?

A la hora de identificar la presencia de una enfermedad periodontal, el paciente puede guiarse por los siguientes síntomas:

  • Las encías enrojecen, consecuencia de la inflamación que provoca la enfermedad
  • Se producen sangrados de forma espontánea o durante el cepillado
  • Aumenta la sensibilidad ante el frío y calor
  • Las piezas dentales pueden comenzar a desplazarse y crear huecos entre ellas. Aparecen huecos entre los dientes, que empeoran la estética dental del paciente e incluso provocan que se escapen gotas de saliva al hablar
  • El paciente puede sufrir halitosis, úlceras en la boca o flemones cuando la enfermedad se encuentra muy avanzada
  • En etapas terminales, los dientes se mueven y se caen solos, el paciente queda inválido oral